Titulares

miércoles, 17 de noviembre de 2021

Jugando dos bases: presidente de los taxistas turísticos, también es empleado del Intrant


REDACCIÓN 

SANTO DOMINGO.- La controversia no se detiene en el sector transporte de nuestro país, pues ahora sale a relucir que el presidente de la Confederación de Transportistas Turísticos (Codotatur), Santiago Zamora Francisco, figura como empleado del Instituto Nacional del Transporte (Intrant); así lo hace constar los recientes registros de nómina de la referida institución gubernamental.

El líder sindical de la entidad que agrupa a más de 15 mil taxistas turísticos de toda la República Dominicana, Santiago Zamora, aparece en la nómina del Intrant, en el cargo de asesor de la Dirección Ejecutiva, devengando un salario bruto de 80 mil pesos dominicanos.

El conocimiento de esta condición de asalariado del Estado del referido sindicalista, ha causado un malestar casi general en el sector que dirige, porque, además de considerarse esta una práctica antiética y desleal, es poco apropiada, considerando que en estos momentos el sector de transporte turístico se encuentra en escenario determinante y complejo para su subsistencia, al estar embarcados en una serie de negociaciones con el Intrant, como árbitro mediador, entre ellos y la otra parte, que es Uber.

Se recuerda que el pasado 17 de agosto del 2021, a través del decreto núm. 515-21 se aprobó el reglamento que incluye las normas que deben seguir las empresas de transporte basadas en plataformas tecnológicas para ofrecer servicios turísticos; previo a esto, Santiago Zamora había convocado a sucesivas jornadas de protestas contra Uber y contra el Intrant, del cual resultó ser miembro de su personal.

Santiago Zamora tiene años al frente de la Codotatur, organismo sindical que hoy día no lleva registros contables, no posee cuenta corriente para pagos con cheque, ni tiene departamento jurídico.

Hoy se cuestiona la doble moral del presidente de la Codotatur, que en momentos donde debería constituirse en un contrapeso que genere equidad en la pugna contra Uber, en cambio, se convirtió en parte interesada al aceptar un cargo público con un lujoso salario en el Intrant, entidad mediadora.

La práctica de líderes sindicales que se adocenan al Estado no es nueva, sin embargo, en esta ocasión, la posición de Zamora en su doble rol como sindicalista y empleado público, sólo aleja más las esperanzas de una solución viable y justa entre el sector de los taxistas turísticos y las compañías de taxis por plataforma.
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario